jueves, 27 de abril de 2017

Crónica del Domingo de Resurrección 2017: ...y la Vida Eterna se hizo en Villanueva de Córdoba


     Y por fin el Tercer Día. Era la mañana Domingo de Resurrección y el ángel del Señor anunciaba su Resurrección, un anuncio que, por primera vez en muchos años nuestra Agrupación le pondría música tras haber sido tanto tiempo solo testigos de la misma. Y lo hacíamos en una nueva localidad a sumar en nuestro mapa, un nuevo destino, Villanueva de Córdoba, que se preparaba para poner el colofón a una Semana Santa plena y nosotros junto a los cofrades jarotes, especialmente los cofrades del Señor Resucitado.

     A eso de las 11 de la mañana, las campanas de la Parroquia de San Miguel Arcángel anuncian la buena nueva, el sepulcro vacío: Cristo había Resucitado, la Vida volvía a triunfar sobre la Muerte. Nazarenos de blanco y azul se acercaban con esta llamada al templo para celebrar la Misa previa a la salida procesional, a la que nuestra Agrupación acudía en pasacalles cuando se acercaban las 12. Llegaba ya la hora, el mediodía era el punto elegido para el partir de la procesión y las puertas de San Miguel se abrieron para dar paso a nuestra última Cruz de Guía. El día se vestía, como sus nazarenos, de blanco y azul con un clima que había dejado, por fin, una Semana Santa perfecta en ese aspecto, y ya comenzaba a asomar el paso del Señor Resucitado para afrontar su difícil salida ante las dimensiones de la puerta. Himno Nacional y el paso, levantado a pulso por sus costaleros, se pone en pie mostrando el estreno de algunas tallas del tallista Pedro Sánchez y la recuperación de parte de orfebrería del antiguo paso a portadores de la Hermandad. Plata y madera se unían al rojo de la flor y la cera y al dorado vuelo del sudario del Señor que porta el signo de su triunfo en su mano izquierda mientras señala al Cielo con la diestra. Primera levantá y comienza a sonar la música, las tenues notas graves casi sombrias de una marcha que comienzan a hacerse luz y brillo conforme avanzan los compases: suena La Vida Eterna, su marcha, y la música describe a la perfección el tránsito de la muerte a la vida. Enlaza esta primera obra con Costaleros del Amor con la que el paso anda sus primeros metros por la calle Todos los Mártires hacia calle del Pozo luego con Nuestro Padre Jesús de la Victoria, como victorioso sale Cristo del sepulcro.
     Entrados a esta calle suena Los niños hebreos trayéndonos un recuerdo lejano del Domingo de Ramos. Tanto se hace esperar cada año y lo pronto que se nos había ido la Semana Santa, aunque quedaba todo un espléndido Domingo de Resurrección aun por disfrutar. Con tres marchas cordobesas, Oración, Nazareno de la Trinidad y Sagrada Cena, discurre la procesión por el resto de la calle del Pozo y por calle Canalejas. Busca el paso la Plaza de la Fuente Vieja, uno de los momentos destacados de su procesión, en la que interpretamos para llegar Virgen de la Paz para luego en una sola chicotá subir la ligera pendiente que da hacia la calle Parralejo con Cuando me alejé de Ti y La saeta enlazadas.
     Baja ahora el cortejo la calle Conquista, como buscando de nuevo su templo, pero gira para seguir la segunda mitad de su itinerario por calle Anacid y luego calle Quevedo, calle que afronta el paso con marchas puramente clásicas: Santa María de la Esperanza, La Salve y Costalero. Con esta última revira el Señor hacia la estrecha calle Perito buscando sus últimas calles.
     Nuestro Domingo de Resurrección se va acabando entonces y ahora aumenta más la intensidad del repertorio con marchas más destacadas como Jesús del Prendimiento girando a calle Concejo desde la que pasa a Plazarejo sonando En la Gloria, Dios te Salve. Desde esta calle divisamos ya al fondo la Plaza de España, Carrera Oficial de la Semana Santa jarota y también la última calle de nuestro recorrido, la última del Domingo de Resurrección, la última de la Semana Santa 2017. El sol brilla con la Plaza llena y el palco de autoridades esperando a recibir a Cristo Resucitado, y nuestra banda entona el canto Resucitó en Su honor que se enlaza a la marcha ¡Oh, bendita Estrella!. ¡A la Gloria!, otra marcha que describe sonoramente la Resurrección, sería la última marcha en Carrera Oficial y penúltima del día, sonando en la última revirá, ya en la puerta de su templo, nuestra marcha propia A ti, José. El último Himno de la Semana Santa sonó para la difícil entrada del paso, pero un último momento nos aguardaba en el interior de la Iglesia, donde, levantá dedicada a todos los que habíamos hecho posible la procesión, banda incluida, el paso del Señor se situaría ante su altar con las marchas Costaleros del Amor y ¡Oh, pecador!.
     Eran más de las 3 de la tarde. Los 4 zancos del paso que portaba al Señor Resucitado se posaban en el suelo y con ello se desataba la alegría tras toda una intensa semana. Abrazos y felicitaciones, lágrimas contenidas que afloraban en algunos de nuestros músicos, aquello era el punto y final a todo un año de trabajo. Un periodo que conforme pasa el tiempo y uno va madurando como músico y persona, se va haciendo cada vez más y más duro, porque en todo un año existen muchas penas, en todo un año existen muchas decepciones, en todo un año hay amistades que se rompen, hay heridas que se abren y que aunque se cierren dejan cicatrices, especialmente las que han sido producidas desde dentro, porque a las críticas de fuera uno está acostumbrado, hay metas incumplidas, hay errores (más que aciertos seguramente). Pero todo se queda pequeño cuando la Semana Santa termina, todo se queda pequeño cuando una Hermandad te felicita y agradece tu música, todo se queda pequeño cuando escuchas un solo bien ejecutado, un redoble al unísono, un crescendo que rompe triunfal en una marcha, todo se queda pequeño en los aplausos y, sobre todo, todo se queda pequeño cuando uno, a pesar de los pesares, disfruta de la música y disfruta de la Semana Santa.




     Desde aquí nuestra gratitud, como siempre, a todas las Hermandades y Cofradías que este año han confiado en nosotros. Esperamos volvernos a ver el próximo año y, en caso de que no pueda ser, desear todo lo mejor en años venideros.

Fin de nuestra Semana Santa 2017.

miércoles, 26 de abril de 2017

Crónica del Sábado Santo 2017: el Entierro de Cristo por las calles de Cañada Rosal fue el breve preludio a la Resurrección


     Nuestro Sábado Santo fue, como en prácticamente todas las localidades que celebran este día, un día de contradicciones. La luz y la claridad contrastaba claramente con el luto de la jornada. Cristo había muerto el Viernes Santo en la Cruz, en la Vera + Cruz, y su cuerpo, tras ser descendido y entregados a los brazos de la Madre, iba a ser sepultado, la semilla debe morir y ser enterrada para crear más vida, tal y como Jesús enseñó (Jn 12, 24-26). El Sábado Santo es, pues, día de luto pero también de espera, de expectación ante la Resurrección, y esta espera nos llevaría, como es ya una tradición en nuestra Agrupación, al vecino pueblo de Cañada Rosal.

     Esa mencionada y contrastada claridad de la tarde nos acompañaba aun cuando a eso de las 7 nuestra banda afina y forma dispuesta a comenzar su pasacalles de camino a la procesión, el penúltimo pasacalles hacia el penúltimo acompañamiento de la Semana Santa. El canto Cerca de Ti, Señor, tan apropiado para este día, suena en ordinario cuando nos dirigimos hacia la Parroquia de Santa Ana. Otro año más poniendo música al Entierro de Cristo en Cañada Rosal, otra vez, como en las últimas 12 Semanas Santas esperando la Resurrección por sus calles. Se hacen las 7 y media de la tarde y sale la Cruz de Guía junto a nazarenos de negro y blanco, el negro luto sobre la blanca pureza, la oscuridad ante la luz, la muerte que pasará a la vida como la penitencia dará paso a la Gloria. Y entonces comienzan a asomar en la estrechez de la puerta las cabezas de varal del paso que porta a Cristo Yacente, sonando el Himno Nacional seguido de la fúnebre Nazareno del Cielo y posteriormente el canto ¡Oh, pecador! que ante la estampa de Cristo muerto nos recuerda que Él dio su vida por nuestros pecados, por la Redención. 
     Y Redención precisamente suena tras el pertinente Himno en honor a María Santísima de los Dolores que otro año acompaña la procesión. María, en la Soledad de su palio, tras sufrir el Séptimo Dolor, es mecida por sus costaleros a los sones de esta marcha mientras nuestra banda retoma los pasos tras el Hijo, a la espera de la Gloria, y ¡A la Gloria! precisamente entonan nuestros instrumentos terminando la calle Soldado Juan Piña.
     Revira ahora el paso a la Avenida de La Luisiana donde suena Aurora de Resurrección para luego hacerlo con Jesús del Prendimiento hacia la calle Arrecife, calle en la que contemplamos el nuevo paso del Señor estrenado el pasado año y pronto su imagen nos recuerda algo: la urna, coronada con ese manierista templete pronto trae a la mente a una custodia procesional, y efectivamente simbólicamente así lo es puesto que el Santo Sepulcro custodió el cuerpo de Cristo. Perfecto momento para interpretar música a Jesús Sacramentado sonando el Himno Eucarístico Cantemos al Amor de los Amores.
     Pero sin darnos cuenta, esto iba llegando a su fin. Obras en su habitual recorrido provocaban que este tuviera que ser bastante más corto a lo habitual y con la marcha Costaleros del Amor seguida de Cuando me alejé de Ti el paso toma la calle San Joaquín en busca ya de la Plaza de Santa Ana, corazón de este pueblo. Son cerca de las 9 de la noche cuando, de nuevo con ¡Oh, pecador! el paso se adentraba como siempre ha hecho, en el centro de la Plaza principal para, de rodillas, ser llevado de nuevo a su templo.
     Aun nos quedaba Ella, María Santísima de los Dolores que quedaba en su Soledad en la calle, aunque no estaba sola, siendo arropada por los carrosaleños y por nuestra banda que interpreta en su honor Costaleros del Amor y Virgen de la Paz. A las 9 y media, con el sol muriendo por el horizonte, María seguía al Hijo al interior del templo. Quedaba poco para la espera y el sepulcro, hoy lleno, se encontrará vacío con la mañana.
     Nuestra banda terminaba así esta procesión, este año bastante corta, que nos suponía un breve pero esta vez sí auténtico preludio para lo que estaba por venir. Caía la noche del Sábado Santo, los templos iniciaban la Vigilia Pascual y, casualmente, nuestra banda sonaba en la calle antes de despedir el Sábado Santo con La Vida Eterna. Se aproximaba la Resurrección, el ansiado Domingo con el que tanto hemos anhelado estos últimos años cerrar nuestra Semana Santa.

martes, 25 de abril de 2017

Crónica del Viernes Santo 2017: la multitud se congregó en torno a la Vera + Cruz de Alhaurín de la Torre


     Ya era Viernes Santo y casi sin pensarlo habíamos llegado al antepenúltimo de nuestros acompañamientos musicales. Y este año, en una jornada que siempre había sido sinónimo de cercanía, cambiábamos la vecindad de nuestra localidad o de localidades vecinas con un destino algo más distante, de hecho el más lejano a los que ha acudido nuestra Agrupación. Viajábamos a Alhaurín de la Torre, en Málaga, donde esperábamos disfrutar un Viernes Santo muy diferente y que ya se llevaba viviendo desde por la mañana en este lugar.

     Tarde soleada y casi veraniega nos recibe en a esta localidad cercana a la Costa cuando llegamos a eso de las 5 de la tarde. Se presumía una tarde noche con un gran ambiente alrededor de la Cofradía de la Vera+Cruz torrealhaurina, la popularmente conocida como Cofradía de los Verdes, ambiente que ya se dejaba ver con el público que ya comenzaba a acercarse a la calle Álamos donde tendría comienzo el pasacalles previo de las bandas, muchos de ellos especialmente atraídos por la presencia de la Legión Española, concretamente del Tercio "Don Juan de Austria" 3º y de la Banda del Tercio "Gran Capitán" 1º.
     A las 6 de la tarde las dos primeras bandas formábamos para iniciar el discurrir de este pasacalles para anunciar la procesión de "los Verdes", ambas bandas con sones de Vera+Cruz para la Vera+Cruz aunque con estilos y formas muy distintas, pues comenzaba abriendo la Banda de la Santa Vera+Cruz de Alhaurín el Grande que, con escuadra de gastadores incluida, llevaba una estética y unos sones marciales tan típicos aquí pero tan diferentes a lo nuestro. Tras ellos ocupó nuestra Agrupación su lugar y, bajo la protección de la argéntea figura de San Sebastián que desde la punta de nuestro mástil apuntaba al cielo de Alhaurín (localidad que, casualmente, también cuenta con su patronazgo, de ahí que este detalle llamara la atención de muchos torrealhaurinos), iniciamos sin prisa pero sin pausa este largo pasacalles a ritmo de ordinario, no sin antes una breve parada ante el palco de las autoridades civiles, religiosas, cofrades y militares situado en la desembocadura de la calle Álamos a la Avenida de España ante el que se interpretó a paso lento la marcha Aurora de Resurrección.
     A partir de ahí, mientras las autoridades y la Legión participaban en un homenaje a este cuerpo en la Plaza homónima, las dos bandas continuamos esta primera parte del pasacalles, en nuestro caso sonando tanto marchas de procesión adaptadas a este ritmo (Cerca de Ti, Salud de San Bernardo,...) como temas de ordinario clásicos de banda (Popi, Pepe,...). Esta primera parte del pasacalles concluiría a eso de las 7 de la tarde cuando todas las bandas participantes junto con la Legión fuimos dirigidas hacia la Casa Hermandad situada en la calle Palacio de Oriente donde, tras todos rendir honores al Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, comenzaría su traslado a su sede canónica por parte de los caballeros legionarios para su procesión en la noche. Tras recorrer algunas calles más en la Plaza de la Concepción, junto a la Parroquia de San Sebastián y de la Inmaculada Concepción, concluía nuestro pasacalles pasadas las 7 y media. Era momento de un breve descanso y esperar a la procesión.

     Es pasadas las 10 de la noche cuando nuestra Agrupación vuelve a formar y con Nazareno de la Trinidad hace un breve pasacalles hacia la Parroquia de San Sebastián y de la Inmaculada Concepción. Lucen las calles que habíamos estado recorriendo durante la tarde ahora alfombradas de romero y vestidas de verde y con gran cantidad de público esperando la salida procesional, salida que se inicia a las 10 y media con la salida de la Cruz de Guía ante la que suenan los toques de estilo militar de nuestra homónima de Alhaurín el Grande, tras lo cual cientos de nazarenos de verde túnica de terciopelo visten de este color la Plaza. Sale tras ellos el dorado trono del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz con la Marcha Real que interpreta la Banda de la Legión que se sigue de uno de sus himnos, el consabido "Novio de la Muerte". Gran parte del público aguardaba este momento aunque la devoción al Santísimo Cristo también se hace patente con los vítores al Santísimo Cristo que abandona la Plaza en busca de la calle Cantarranas con el acompañamiento militar de los legionarios.
     Al paso de unos instantes, tras una comitiva de mujeres ataviadas de mantilla y algunos nazarenos con estandartes e insignias que cambian su color ahora al negro, se iniciaban los tramos de la Santísima Virgen. Sale su estandarte y tras él, abriendo su tramo, nuestra Agrupación se incorpora con su música. Los sones y tintes puramente marciales que hasta ahora habían dominado musicalmente en la procesión se transforman ahora en música algo más refinada y más puramente cofrade en los instrumentos de nuestra banda que interpreta en la Plaza Cuando me alejé de Ti, La saeta y Redención. A partir de este momento la música no dejaría de sonar ante unas calles repletas de gente, especialmente la calle Málaga a la que el cortejo penitencial gira casi 180º volviendo a pasar por la Plaza de la Iglesia y en busca de la Plaza de San Sebastián hacia la calle Ermita.
     Recorrido y acompañamiento bastante tranquilo sobre todo en comparación con el movido pasacalles de la tarde, pudiendo nuestra banda interpretar su música casi a placer sin que ello sea motivo para relajarnos, sonando marchas casi como si fuera por cada "chicotá" del recorrido y mezclando tanto repertorio clásico como moderno y propio. Momentos especiales por ejemplo en la Plaza de Santa Ana cuando sonó Nazareno del Cielo para luego sonar enlazadas ¡A la Gloria! y Aurora de Resurrección con la que tomamos la calle Real.
     Llegados a la pequeña plazoleta de la intersección de la calle Real con calle Juan Carlos I está la procesión en su punto más lejano de su templo e inicia el recorrido de vuelta en el que seguirían sonando las marchas. Con En la Gloria, Dios te Salve llegamos a la Plaza de San Sebastián y buscamos la calle Málaga, la última antes de la recogida, llegando a la Plaza de la Concepción cuando pasan algunos minutos de las 2 de la madrugada. En este punto termina nuestro cometido como banda de cabecera del tramo de la Virgen, pero nos aguardaría una sorpresa más. Y es que, parado el trono del Santísimo Cristo en la Plaza enfrentado a la puerta de su templo, se nos solicita interpretar alguna marcha al Señor. La Legión nos "cede" su puesto y, del canto militar "Novio de la muerte" pasa por un momento a sonar la marcha Reo de muerte, momento de gran belleza con el gran trono del Santísimo Cristo que llace muerto en la Cruz mecido suave al compás de la marcha en la noche del ya Sábado Santo. Poco después el palio de la Nuestra Señora de la Soledad llega también a la Plaza. Mira la Madre al Hijo, ambos tronos enfrentados, mientras nuevamente se nos permite acompañar tan precioso momento con nuestra música, sonando Redención entre los vivas del pueblo al Cristo de la Vera + Cruz y a la Virgen de la Soledad.
     "Devolvemos" ya su lugar a la Banda de Música Municipal que interpreta el Himno en honor a la Virgen y a los caballeros legionarios que entonarían una vez más su "Novio de la muerte" para acompañar la entrada del Cristo con la Marcha Real que cierra un Viernes Santo con un gran ambiente y que, para todos, tuvo un nombre: Vera + Cruz.
     Largo regreso nos quedaba ya a casa y mientras decíamos adiós (con un más que posible hasta luego) a Alhaurín de la Torre, parecíamos decir también adiós a una Semana Santa que ya se nos escapaba de las manos y a la que solo le quedaban un par de citas más. Cristo había muerto en la Cruz, en la Vera + Cruz, el Viernes Santo, y ya aguardaba el Sábado Santo. Era turno de acompañar Su Santo Entierro.


domingo, 23 de abril de 2017

Crónica del Jueves Santo 2017: siempre habrá un Nazareno, en Nueva Carteya


    Y llegaron los días grandes de la Semana Santa y continuó nuestra Agrupación con su ronda de acompañamientos musicales consecutivos que continuaría así hasta finalizar la Semana. Tocaba el turno al Jueves Santo, tocaba repetir la bonita experiencia del pasado año por las calles de la localidad cordobesa de Nueva Carteya y, aunque el peso de las horas acumuladas ya se empieza a notar, como es lógico a estas alturas, nuestros músicos afrontaban este día y encaraban el resto de la Semana con la tranquilidad de que este año no se iba a repetir el maratoniano triplete de años anteriores encadenando Jueves Santo, Madrugá y Viernes Santo. Una tranquilidad saber que se podrían acometer los acompañamientos que nos restaban con plenas garantías.

     A Nueva Carteya llegamos siendo todavía tarde temprana, con tiempo suficiente para vestirnos y afinar para participar en el pasacalles previo de los diferentes cortejos procesionales (hasta 4) que participan en el Jueves Santo carteyano. A las 7 de la tarde, en las confluencias de las Avenidas de Andalucía y de la Constitución con el Paseo que lleva el nombre del fundador de este pueblo, Diego Carro, se daban cita ya las 4 cofradías encabezadas por sus estandartes corporativos y acompañadas de sus respectivas bandas de música. Esta amalgama multicolor de nazarenos y música se dirigió así en pasacalles hasta las puertas de la Parroquia de San Pedro Apóstol para esperar la salida de la procesión.
     Sobre las 8 de la tarde sale la primera Cruz de Guía, la de la Cofradía de Jesús Preso que iniciaba el desfile procesional del Jueves Santo a los sones de cornetas y tambores, mismo estilo que acompaña a la segunda cofradía en orden de salida, la de la Santa Mujer Verónica. Son ya casi las 8 y media, sale la Cruz de Guía de la Cofradía que nos toca acompañar y cuando las cofradías precedentes se pierden por la calle Maletos empieza a asomar el perfil de Jesús Nazareno. Cargado con su Cruz arbórea, la Cruz de nuestros pecados, cuando sale de la Parroquia es recibido con los sones del Himno que interpreta nuestra Agrupación seguido, tras una primera parada de la tradicional La saeta, esa inmortal marcha que tantas veces hemos interpretado tras una imagen del Señor cargando con la Cruz, tantas imágenes para una misma advocación, la del Nazareno, que nunca ha faltado en nuestros ya 11 años de vida y que en este 2017 tampoco nos iba a faltar. Siempre habrá un Nazareno y este año era el de Nueva Carteya que con la marcha Nuestro Padre Jesús de la Victoria, enlazada a la anterior, baja este año la corta cuesta (en lugar de rodear como el año anterior la Plaza Marqués de Estrella) hacia la revirá a la calle Maletos, calle donde suena Virgen de la Paz en el saludo a la Hermandad homónima carteyana.
     Continúa la procesión por calle Maletos y calle Levante con la música de nuestra Agrupación sonando en cada chicotá con gran variedad de marchas, desde clásicos (Penas de San Roque, La salve,...), marchas de nueva época y propias (como Nazareno del Cielo) y alguna novedad de este año como ¡Oh, pecador!. Llega ya con la noche otro de los puntos destacados de la procesión con el giro de la calle Levante a calle Llana cuando nuestra Agrupación enlaza esta vez 3 marchas, Los niños hebreos, Cerca de Ti y Cinco Llagas, 3 clásicos para iniciar esta larga calle en busca de la esquina del mencionado Paseo de Diego Carro con calle Francisco Merino. Siguen sonando marchas en este tramo incrementando la intensidad del repertorio con temas como Aurora de Resurrección, El Cielo es tuyo o Alcaicería. 
     Con Santa María de la Esperanza se llega al mencionado giro que marca prácticamente el ecuador del recorrido, punto también destacado con otras tres marchas enlazadas: Redención, Pasión y Amargura, ¡Oh, bendita Estrella! y Redención. Iniciamos ya el camino de vuelta, siempre a marcha por chicotá, con otros momentos especiales como el saludo a la Cofradía de las Angustias con, como no, Virgen de las Angustias seguida de En la Gloria, Dios te Salve. Consuelo gitano nos marca el giro a la calle Calvario y, como su nombre indica, esta empinada pendiente simboliza casi los últimos pasos de Cristo cargado con la Cruz. Las marchas Puente de San Bernardo y enlazada con Redención ayudan al caminar de los costaleros para subir la complicada cuesta en una sola chicotá y dejar el paso encarado a la calle San Pedro, lugar en el que suena la marcha Costalero en honor a un compañero costalero.
     Se acerca ya el final de la procesión, queda una última subida, la de la calle Mayor, que da a la Plaza Marqués de Estrella, últimos metros de la procesión. Y siguen sonando marchas y aumentando la intensidad con 3 grandes y espectaculares composiciones que alientan a los costaleros a afrontarlos: ¡A la Gloria!, Costaleros del Amor y Cuando me alejé de Ti. Queda ya el paso cerca de la cuesta que lo devuelve a su templo, un tramo que se recorre con, otra vez, marchas enlazadas esta vez de corte más clásico: Alma de Dios y Presentado a Sevilla. Los relojes nos dan casi las 12 y media y Reo de muerte, sin preámbulo de tambor, llevaría al Señor hasta la puerta en la última chicotá. Entrado ya el Viernes Santo, la Madrugá, el Nazareno hacía su entrada tras un intenso Jueves Santo.
     Era turno tras este día para descansar y preparar el largo viaje hacia un nuevo destino el Viernes Santo. Si bien extraña esta sensación de nuestra primera Madrugá libre en 11 años, cosa que muchos de nuestros músicos quisieron aprovechar para ver procesiones en el último momento libre que teníamos en la Semana Santa. Al menos, si no descansaba el cuerpo, si lo hacían nuestras manos y labios, nuestras "herramientas", que estarían listas al día siguiente para otro gran día.

sábado, 22 de abril de 2017

Crónica del Miércoles Santo 2017: Jesús de las Necesidades repartió su Gracia por las calles de Cabra


     Alcanzábamos en el Miércoles Santo el quinto de nuestros acompañamientos de los 9 de la presente Semana Santa. Nos hallábamos ya en el ecuador mismo de nuestra Semana. Atrás quedaba ya nuestro comienzo en las Vísperas, atrás el doblete del Domingo de Ramos, atrás el descanso del Lunes Santo y nuestro anterior acompañamiento por las calles de nuestra Ciudad. Comenzaban los días grandes en muchas localidades, una segunda parte de la Semana Santa que nuestra Agrupación ya encadenaría seguida a actuación por día. Y en el Miércoles Santo nos dirigíamos a un nuevo destino, Cabra, una Ciudad de nuestra provincia que vive con fervor y Pasión su Semana Santa, una Semana Santa de gran riqueza devocional, patrimonial e incluso musical, pues cuenta Cabra con cerca de la treintena de Hermandades de Penitencia, con imágenes de gran valor tanto artístico e histórico como devocional y una Semana Santa a la que año a año acuden bandas de gran nivel.

     Y no podía esta Agrupación tener mejor estreno en Cabra que acompañando a una de sus mayores y más antiguas devociones, la del Señor de las Necesidades, el Señor también llamado de las Tres Gracias, una Cofradía que desde el primer momento siempre nos ha brindado un trato excelente, como excelente fue el recibimiento al llegar a la localidad de parte de sus cofrades. Eran las 8 de la tarde y nuestra banda acudía en pasacalles ante las puertas de la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán. Tarde agradecida como la vivida en toda la Semana que los señoriales edificios del centro egabrense se encargaron de aliviar con su sombra. A eso de las 8 y 20 minutos sale la Cruz de Guía y los nazarenos que preceden al paso del Señor. Suena el Himno Nacional antes de traspasar la primera puerta para facilitar la labor de los capataces y recibe la luz del ocaso Jesús de las Necesidades abrazado a su Cruz. Nuevamente acompañamos a esta iconografía de Cristo aceptando su sacrificio por la Redención que culminará con la Resurrección. Y a la Resurrección se dedican 2 de las primeras 3 marchas que suenan enlazadas para que el Señor haga el doble giro hacia la calle Priego: Aurora de Resurrección, Jesús del Prendimiento y Resucitó. Inicia así la noche del Miércoles Santo para esta Hermandad que dirige sus pasos hacia la Carrera Oficial egabrense por la que transitaría en segundo lugar de la jornada.
     La procesión enfila la larga calle Priego, tras sonar la marcha propia Alcaicería, con sones clásicos, Jesús Despojado, Penas de San Roque y Nazareno de la Trinidad, llegando a unos de esos momentos cargados de espiritualidad en los que el tiempo se para cuando el Señor revira, con Cerca de Ti, para asomarse a la ventana del Convento de las RR.MM. Agustinas, saludo que culmina con sones eucarísticos del Himno Cantemos al Amor de los Amores. Gira poco después el paso con Virgen de las Angustias hacia las calle Dionisio Alcalá seguida de la calle Cervantes en busca de la Carrera Oficial, destacando en esta última calle la interpretación de El Cielo es tuyo que enmudece al público presente, bastante numeroso en todo el recorrido.
     Faltando algunos minutos para las 10 de la noche, con algo de antelación al horario previsto, el paso se preparaba para revirar hacia la Carrera Oficial y su paso por el primer palco, sonando nuevamente dos marchas enlazadas: A ti, José y La saeta con las que se inicia el discurrir por el recorrido oficial en el que interpretamos marchas como ¡A la Gloria!, Redención, Oración, llegando a la Plaza de España ante el edificio consistorial y fin de la carrera oficial con Redención, Pasión y Amargura, e iniciando la vuelta con En la Gloria, Dios te Salve.
      Pocas calles nos separan ya del final de la procesión y es ahora como suele ser común en nuestros acompañamientos, al contrario de lo que se podría esperar, cuando la banda se "vacía" interpretando un repertorio más granado. Entre otras suena Virgen de la Paz, Costaleros del Amor cuando el paso revira a Enrique de las Morenas donde suena también ¡Oh, bendita Estrella!, terminando la calle Marqués de Cabra, la última antes de llegar a las cercanías de su templo, con Reo de muerte interpretada sin preludio de tambor. Con ¡Oh, pecador el Señor toma el breve tramo de San Juan de Dios buscando su puerta, dando la última revirá a los sones de Cuando me alejé de Ti. Pasan 25 minutos de la medianoche, pertinente Himno de entrada de nuevo tras pasar el dintel de la puerta interior, y en su última chicotá para dejar al Señor en su capilla nuestra banda, en el interior ya de Santo Domingo, toca la marcha A ti, José.
     Era así el punto y final a un grandísimo Miércoles Santo cargado de buenas sensaciones. Tocaba regresar a casa disfrutando eso sí de dichas sensaciones vividas, y pensar en los días grandes de la Semana Santa que ya comenzaban.


viernes, 21 de abril de 2017

Crónica del Martes Santo 2017: tras los pasos del Profeta hecho Cautivo en Palma del Río


     Con el breve paréntesis del Lunes Santo para aliviar un poco la intensidad de los primeros días de la Semana Santa, día que a pesar de ser para descanso muchos de nuestros músicos aprovecharon igualmente para seguir viviendo la Semana Santa aunque fuera desde la barrera al menos un día, el Martes Santo regresaba nuestra actividad en una de las citas más especiales. Y es que todas lo son, todos nuestros acompañamientos son especiales, pero el Martes Santo guardaba para nuestra Agrupación en este 2017 un matiz diferente.
     "Nadie es profeta en su tierra", esta máxima nos la enseñó Cristo tal y como viene escrita en los Evangelios de San Marcos (Mc 6, 4) y San Juan (Jn 4, 44). Muchos profetas que precedieron al Señor sufrieron de la indiferencia o hasta la persecución de sus vecinos: Elías, Jeremías, hasta el último que precedió a Cristo, Juan el Bautista. Y así hasta el propio Cristo fue hecho Cautivo para ser sacrificado en la Cruz, ese Profeta Cautivo al que vestido con la blanca túnica que Herodes le impuso como signo de humillación ante su silencio acompañaría nuestra Agrupación en su única jornada sonando en la Semana Santa palmeña. Otra vez la regla se cumplía, otra vez como tantos años atrás con el breve espejismo del pasado año, nuestras voces, nuestra música, quedaba relegada a sonar un solo día en nuestra propia casa en un año en el que la sensación se intensifica pues las Agrupaciones Musicales, la banda sonora que durante más de tres décadas había predominado en los pasos de Cristo palmeños y el estilo por el que siempre ha sido nombrado la música cofrade de nuestra Ciudad, pasaban este año 2017 a estar relegadas a su mínimo histórico al calor de las modas.

     A las 7 de la tarde nuestra sede vibraba con un ajetreo algo mayor de lo habitual pues quisimos compartir nuestras dependencias con los compañeros de la Banda de Sayones de Pozoblanco que también participaba en la procesión. Siempre la colaboración, la fraternidad entre los músicos cofrades, compañeros siempre aunque formemos en distintas bandas pues nos une una misma pasión. Una unidad que se quiso reflejar en el pasacalles conjunto de ambas bandas hasta la Parroquia de San Francisco, centenares de músicos al mismo paso, al mismo tambor y que tanto nos recordó a la última ocasión que nuestra banda estuvo junto los muros franciscanos, aquel 24 de septiembre, en nuestras Jornadas de Puertas Abiertas. Pocos minutos pasan para aparecer la Cruz de Guía y, tras un par de tramos de nazarenos, empezar a asomar el primero de los tres pasos de la Cofradía, el del Señor Orando en el Huerto, que salía a sones de Cornetas y Tambores (precisamente uno de los pasos que en Palma ha cambiado de estilo) de los compañeros de Pozoblanco. Ocupa ya nuestra banda su lugar en la Plaza esperando al paso del Señor Cautivo que aparecía instantes después, vestido de blanca pureza, coronado de espinas y con la suave mecida de sus mujeres. Sones del Himno seguidos de las marchas Cuando me alejé de Ti y Los niños hebreos cuando la claridad de la tarde iluminaba su afligido rostro que este año sí podría repartir su bendición por todo el recorrido completo.
     Camina ya el Cautivo para dejar paso a la verde mirada que siempre reparte Esperanza por Palma, llegando a la Plaza de San Francisco donde suena El Cielo es tuyo. Allí, en el corazón de su barrio, de un barrio del que no le hizo falta ser elegido para ser su alcalde, se cumplía la que ya es una de nuestras tradiciones cada vez que Vera + Cruz suena en Palma y, más concretamente, en San Francisco. Abandonábamos ya los aires franciscanos en busca de la calle Portada en la que la Agrupación intensificaba su repertorio con algunas de sus mejores marchas: A ti, José, Consuelo gitano o Jesús del Prendimiento entre otras, llegando con esta última a la Plaza de España en la que la escogida es En la Gloria, Dios te Salve, casi justo en el mismo punto en el que estrenamos el montaje de esta pieza meses atrás.
    Es ya de noche y el Señor Cautivo se interna en las estrecheces del centro de la Ciudad con un repertorio ahora más clásico: Resucitó, Himno de San Antonio, Perdona a tu pueblo y Virgen de las Angustias en las calles Feria y Castelar. Llega así la procesión a uno de sus momentos destacados, a su esquina, la esquina de "los Novios", donde la Hermandad recuerda a sus fundadores, sonando la emotiva Nazareno del Cielo con la que el paso precisamente revira hacia la calle San Sebastián en busca de la Plaza de Jesús Nazareno. El cielo nos brinda su oscuro palio pero de una noche que no es la que años atrás hemos vivido en esta plaza e interpretamos ahora Cuando me alejé de Ti cuando nuestros pasos precisamente se alejan de la Iglesia del Hospital y cuando nos alejamos de Jesús Nazareno Quien desde su capilla escuchaba hoy los sones de sus hijos que lo acompañaron en tantas mágicas noches.
     La compleja revirá hacia la calle Cigüela nos devolvía a la realidad del Martes Santo preparándonos para la inminente entrada en la Carrera Oficial. Iba a ser nuestro único paso este año por el recorrido oficial y solo disponíamos en este punto apenas unos minutos para reflejar el trabajo, a veces invisible para las autoridades que en este punto nos ven incluso solo por primera y única vez, de todo un año. Con una magistral interpretación de ¡A la Gloria! potenciada por la acústica del giro a la calle Ancha entraba el Cautivo en el recorrido oficial que completaría con Aurora de Resurrección y A los pies de Sor Ángela ante el palquillo, Jesús Despojado y Sagrada Cena en el tramo final, saliendo de la calle Ancha finalmente con Presentado a Sevilla.
     Era ya la vuelta al templo, momentos en los que nuestra banda no dejó de sonar casi en ninguna chicotá mezclando repertorio actual y clásico. Pasa el calendario del Martes al Miércoles Santo, es decir, llega la medianoche con el paso llegando a la calle Belén, a su barrio, entrando minutos después, tras esperar la entrada del primero de los pasos, a la Plaza de San Francisco, al corazón de sus calles y sus gentes, con las marchas Virgen de la Paz y Redención. Bastante público en la recogida a la que llega el Cautivo con Nazareno de la Trinidad para dar su última revirá de cara al público con la marcha Costaleros del Amor. Marcan los relojes las 1 y media ya de la madrugada y entra el Cautivo con el Himno en su honor siguiéndole la marcha ¡Oh, pecador! con la que se posaría el paso en el interior de su Iglesia.
     Culmen a este día especial, a esta única comparecencia ante nuestras calles y nuestro pueblo, público casi más difícil y exigente del que solemos encontrar fuera con momentos de auténtica frialdad e indiferencia hacia su propia banda, pero un público que, por ser precisamente el nuestro, no le queremos faltar, aunque sean pocas las oportunidades que nos den. ¿Seguirá la tónica el próximo año? No lo sabemos. Solo sabemos que si con algo termina el Martes Santo es con Esperanza.


jueves, 20 de abril de 2017

Crónica del Domingo de Ramos (tarde) 2017: ...y desde la Vera-Cruz entró triunfal en Tocina


     Tras la luminosa mañana del Domingo de Ramos, nuestra Agrupación continuaba en este día repitiendo el doblete del pasado año, trasladándonos en la tarde por otro año más a Tocina. El que fue nuestro primer acompañamiento de la historia de nuestra banda, el primer titular tras el que sonó aquella por entonces llamada Santo Sepulcro, y que igualmente llevó nuestra música hace 10 años en 2007, escucharía de nuevo los sones de hoy Vera + Cruz. Se repetía pues la historia, pero con notables cambios y mejorías en ambas corporaciones, tanto Hermandad como Agrupación, a las puertas de la Ermita de la Soledad, en su barrio, el barrio de la Hermandad con la que compartimos nombre y que inaugura la Semana Santa de esta localidad sevillana.

     A las 6 de la tarde, este año con el horario cambiado, el sol aprieta en el exterior del templo. Intensa calor y un cielo radiante y despejado recibía a la Cruz de Guía y a la habitual chiquillería con palmas junto a los nazarenos de verde cubrerrostro de terciopelo, un tejido que en estas condiciones incrementaría más si cabe la penitencia y es que el día recuerda más a una tarde casi de verano. En todo caso, apetecía salir a las calles y disfrutar del Domingo de Ramos y así se llenaba el recinto de la Ermita de vecinos que, como manda la tradición, mostraban sus mejores galas. Pasan los minutos y la presencia de los ciriales y las campanillas que luce el aparejo de la Borriquita nos alertan de la inminente salida. El Señor, que luce este año mantolín rojo en lugar del habitual color verde y con un exorno floral más clásico predominando el clavel también rojo, asoma su rostro y suena en su honor el Himno Nacional para, tras ser colocada la palmera que termina el exorno del paso y su primera levantá en la calle, sonar enlazadas las marchas Redención y Cinco Llagas.
     Repertorio mayormente clásico para salir el Señor de su barrio con Christus Vincit, llegado a las vías del ferrocarril con Himno de San Antonio. Traspasa el Señor esa imaginaria frontera y entra Triunfal en Tocina como si entrara en las murallas de Jerusalén en el primer Domingo de Ramos. Busca ya la subida por la calle Soledad hacia el Barrio del Polvito, tan devoto de la Vera-Cruz, sonando aun marchas clásicas: Santa María de la Esperanza, Costalero, y tres marchas del maestro Manuel Rodríguez, Salud de San Bernardo, Virgen de las Angustias y Puente de San Bernardo con la que se posa el paso en la calle Caballeros.
     Sigue el sol todavía en la calle e incluso una hoja algo descolgada de la palmera del paso parece anecdóticamente estar cubriendo al Señor para darle sombra. Transita el paso por el mencionado Barrio saludando a la Hermandad del Rocío con La Salve (aunque no la rociera, eso sí) enlazada con Alma de Dios con la que sube, como hace cada año, la estrecha calle Sacristán Salvador Domínguez en busca de la Plaza de la Constitución. En este punto suena Cuando me alejé de Ti, saliendo un poco de la línea clásica del repertorio, línea que volvería con La saeta y Consuelo gitano en la calle Real. Llega el paso a su punto más lejano de su templo, en la calle Alonso Cano, revirando para iniciar la vuelta por la calle Arache con ¡A la Gloria!.
     Comenzaba el sol a caer en el saludo en esta calle a la Hermandad del Gran Poder y encadenaba el recorrido las calles Arache, Hospital y Mesones que casi en línea recta llevarían el paso de vuelta ante las vías y sonando un gran repertorio clásico y litúrgico: Cinco Llagas, ¡Oh, pecador!, Jesús Despojado,... Ya cerrada la noche el paso del Señor, tras pasear por las calles de su pueblo, cruzaba otra vez las vías de regreso a su barrio en esos íntimos momentos que en práctica oscuridad se viven en la calle Vera-Cruz. Y sones de Vera + Cruz siguen precisamente acompañando sin parar, con marchas en cada chicotá, los últimos metros de la procesión. Pasan las 10 y algunos minutos de la noche y tras revirar con Presentado a Sevilla, para presentarse por última vez a su pueblo en este Domingo de Ramos, y ¡Oh, pecador! para recordar los días de Pasión y penitencia que ahora comenzaban, el Señor entraba en su templo.
     Finalizaba, ahora sí, un intenso pero brillante Domingo de Ramos con doblete que nos calentaba el cuerpo para una intensa Semana a cuya tarea regresaríamos, tras un breve descanso en el Lunes Santo, en nuestra primera y única cita en casa.


miércoles, 19 de abril de 2017

Crónica del Domingo de Ramos (mañana) 2017: la luz del Domingo de Ramos en La Luisiana


     Larga y dura había sido la previa noche de Vísperas, del Sábado de Pasión, y después de unas 7 horas de procesión nuestros autobuses llegaban a Palma del Río sobre las 4 y media de la madrugada. Casi amanecía el Domingo de Ramos y el retraso acumulado nos dejaba prácticamente poco tiempo para descansar para afrontar la primera jornada (con doblete además) del Domingo de Ramos, pues la mañana nos esperaba por otro año más para recibir al Jesús triunfante por las calles de La Luisiana.

     Los ojitos casi todavía pegados y muchos pensando en que la Semana no había sino comenzado y ya comenzaban esos días de no dormir bien, pero en cuanto la luz de la mañana nos daba en la cara se despertaban nuestros cuerpos junto con nuestros sentidos. Este año sí, radiante jornada que reflejaba en los más pequeños la ilusión del que empieza, un renacer que como el sol, como la primavera, como el azahar, vuelve a la vida y resurge con fuerza.

      A las 11 de la mañana nuestra Agrupación ya forma, a la hora fijada, en las puertas de la Iglesia de la Purísima Concepción. La figura de nuestro patrón San Sebastián que este año nos bendice por primera vez desde la punta de nuestro mástil recortaba su argénteo cuerpo sobre el celeste del cielo. Unos minutos de espera hasta que, con unos minutos de tardanza, sale la Cruz de Guía y los primeros niños hebreos. Poco después comienza a asomar el frontal del paso de misterio que llevará a Jesús a su Entrada Triunfal en esta improvisada Jerusalén luisianera. Paso a paso, prácticamente en cuclillas, comienza a asomar la escena: primero la niña hebrea que alfombra el paso del Señor, luego el hocico de la Borriquita que porta sobre su lomo al Señor que nos da su bendición... Sale el paso y tras el Himno Nacional y colocadas las patas del mismo, primera levantá y suena la marcha ¡Oh, pecador!, novedad este año en nuestro repertorio que apuntaba ya a ser una de nuestras más solicitadas marchas. Le seguiría otra novedad, A los pies de Sor Ángela, para abandonar la Plaza Pablo de Olavide y buscar la calle Greco en un recorrido que es novedad este año buscando la Gloria de la Plaza de la Inmaculada para saludar al monumento con la Patrona de la localidad con dos marchas que suenan a eso, a Gloria: ¡A la Gloria! y En la Gloria, Dios te Salve.
    Tras este instante, regresa el paso a su transitar por la Avenida de Andalucía para retomar su recorrido habitual, destacando la tradicional revirá de casi 180º en el Parque Félix Rodríguez de la Fuente en la que sonaron enlazadas las marchas Reo de muerte, La saeta y Presentado a Sevilla.
     Se iniciaba en este punto el recorrido de vuelta de la procesión volviendo a enlazarse más marchas, en este caso Nuestro Padre Jesús de la Victoria y Redención en el recodo del paso de la calle Fuentes de Andalucía a la calle Federico García Lorca. Subía ya el paso la ligera pendiente de la calle Jacinto Benavente que culminaría llegando a la calle Alcalde Ramón Freire, la última calle que desembocaría de vuelta a la Plaza Mayor, calle a la que el paso llega con otra novedad y otra de las marchas solicitadas este año, Cuando me alejé de Ti, que se seguiría de la también popularísima y solicitada Costaleros del Amor con la que el Señor entra entre aplausos a la Plaza. Es ya la última revirá, con la marcha Redención, Pasión y Amargura y con el reloj de la Parroquia marcando casi las 2 y media ya de la tarde. De nuevo la maniobra de entrada, de nuevo sones del Himno Nacional y el Señor se resguarda de la intensa luz que lo ha iluminado toda la mañana en la ahora agradecida sombra de la entrada de su templo despidiéndose hasta el próximo Domingo de Ramos.
     Terminaba nuestra segunda procesión de la Semana Santa y terminaba nuestra mañana de Domingo de Ramos. Pero tanto el día como la Semana Santa no habían hecho más que comenzar y en apenas un par de horas Cristo iba a ser recibido Triunfal junto a nuestros sones en otra localidad.


martes, 18 de abril de 2017

Crónica del Sábado de Pasión 2017: música para aliviar el dolorido hombro del Señor (y sus hombres de trono) en Málaga

     Como el último cirio que se apaga, como el último golpe de llamador o campana que suena o la última puerta de un templo que se cierra. Como el último acorde de una marcha, el último soplido o el baquetazo final. Como todo ello la Semana Santa 2017 es ya un recuerdo, un pasado, una parte más de una historia, de nuestra historia, la de nuestra banda y la personal de cada uno de nosotros, y como todo final toca hacer balance y recordar los momentos vividos, algo que haremos como es costumbre en nuestras crónicas día a día, procesión por procesión, y que aquí comenzamos.


     Y todo comenzó antes de lo acostumbrado hasta ahora. No era el sol de la mañana de un Domingo de Ramos el que recibiría una nueva Semana Santa. No era el júbilo y algarabía de niños con ramitas en sus pequeñas manos esperando la que quizás sea su primera procesión. No era Jesús sonriendo afable siendo recibido en Jerusalén la estampa que inauguraba estos días de Pasión.
     Era un día antes, Sábado de Pasión, un día en que no obstante no por ello dejaría de estar presente esa ilusión que se renueva de sus temblorosas cenizas cada año en primavera, cuando los sacrificios, el dolor, el esfuerzo, las lágrimas, dan paso a la luz de las esperanzas y satisfacciones, siempre esa eterna contradicción, el gozo que encontramos en nuestra propia penitencia y que solo nosotros comprendemos.

     Día de ilusión, pues este Sábado de Pasión. Ilusión primero para nuestra Agrupación por diversos motivos: como no el estrenar una nueva Semana Santa, pero a eso añadir que era la primera vez que lo hacíamos en sus vísperas y también la primera vez acompañando a un titular de penitencia en la Semana Santa de una gran ciudad, de una capital, Málaga. Pero ilusión también para los hermanos de la Confraternidad de Llaga en el Hombro y Buena Fe, la que había contado con nuestros sones para este día, pues ellos se estrenaban saliendo en esta jornada, estrenaban salida desde su actual sede canónica y, sobre todo, podrían procesionar tras un año sin haberlo podido hacer.

     A eso de las 6 de la tarde las dependencias de la Parroquia de la Santísima Trinidad se llenaban del ajetreo de nazarenos preparando para tomar sus enseres o su cirio y caminar junto a Jesús Nazareno de la Llaga en el Hombro, hombres de trono preparados para ser sus pies, así como los músicos, tanto de nuestra Agrupación como los compañeros de la malagueña banda de Fusionadas que abriría el cortejo con sus toques de cornetas y tambores. En nuestras filas ciertos nervios afinando cuando recibimos la llamada para entrar a las clásicas naves del templo trinitario desde donde comenzaría nuestro acompañar al Señor que, bajo palio, abraza la Cruz sobre su hombro herido en aceptación a su sacrificio.
     6 y media y se abren las puertas de la Parroquia dando entrada a una inmensa claridad. La clásica Cristo del Amor de Escámez en la ciudad que es cuna de las cornetas y tambores antecede a la Cruz de guía y a los hermanos nazarenos de la Confraternidad que esperan el momento de ver salir de nuevo a su Señor. Salen los últimos tramos y el tañir de la campana pone en aviso a los hombres de trono que andan sus primeros metros con la marcha Costalero a los instrumentos de nuestra banda. Compleja salida por las dimensiones de la puerta y acordes del Himno para nuestro primer paso (trono en este caso) de la Semana Santa 2017 que se asoma al compás de la Trinidad para ser recibido con cante por la Hermandad del Rocío de Málaga. Tras este recibimiento el Señor de la Calzá sale a la calle que le da apodo, la Calzada de la Trinidad, con la marcha Cuando me alejé de Ti iniciando unos primeros metros para adecuarse a nuestra banda y nuestra banda adecuarse prácticamente de manera improvisada a las exigencias un nuevo ritmo que tras el paso por las primeras calles parece mentira ser la primera vez que se toca.
     Discurría ya el Señor por las calles de su barrio imperando un repertorio clásico solicitado por la propia Hermandad sonando, entre otras, clásicos como Virgen de la Hiniesta, Alma de Dios, Cinco Llagas o Santa María de la Esperanza o Salud de San Bernardo. Con esta última la procesión enfila el final de la calle Trinidad saludando ante su Casa Hermandad a la Hermandad del Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y María Santísima de la Salud buscando, con los sones de Nazareno de la Trinidad para este Nazareno también trinitario, ya cruzar el Puente de la Aurora para entrar al corazón de Málaga.
     Con ya más de una hora de retraso respecto al horario establecido, el trono del Nazareno de la Llaga en el Hombro comienza a pasear por el centro de la ciudad desplegando, ahora sí, nuestra Agrupación su mejor repertorio: Virgen de la Paz, Alcaicería, Oración, ¡A la Gloria!, ¡Oh, pecador! o Costaleros del Amor, entre otras, sonaron para deleite de malagueños y curiosos que abarrotaban las céntricas calles de una ciudad que ya respiraba Semana Santa en este día previo al Domingo de Ramos debido a la cantidad de traslados y procesiones que tuvieron lugar este Sábado de Pasión.
     Sonaba ahora A los pies de Sor Ángela para afrontar la subida de vuelta al famoso Puente de la Aurora (uno de los rincones cofrades por excelencia de Málaga) iniciando el regreso con un retraso que seguía aumentando respecto a las previsiones iniciales que manejó la Hermandad en este recorrido inédito para ellos. El cansancio comenzaba ahora a hacer mella en los hombres de trono del Señor que, casi a imagen y semejanza de su titular, con sus hombros doloridos debían afrontar unas últimas calles en un gran esfuerzo además de intentar ganar el mayor tiempo posible, momentos en los que, a pesar de haber cumplido su horario, nuestra Agrupación decidió seguir dándoles aliento con nuestra música. Reo de muerte sonó a la entrada del Compás de la Trinidad en una chicotá que los hombres de trono decidieron dedicar a la banda. Ya en la puerta del templo la Banda de cabecera interpretó la última marcha en la calle y la correspondiente Marcha Real de entrada del paso del Señor mientras nuestra Agrupación esperaba de nuevo en el interior de la Parroquia. Allí, en la oscuridad de sus naves solo iluminadas por las velas de sus hermanos y los candelabros de su paso, sonó en la intimidad la marcha Aurora de Resurrección, posándose definitivamente el paso del Señor de la Llaga en el Hombro pasadas las 1 y cuarto de la madrugada, con cerca de 3 horas de retraso de la entrada prevista a las 11 menos cuarto de la noche.
     Con el deber cumplido hasta el final, tras casi 7 horas de procesión, nuestra Agrupación hacía su camino de vuelta. No habría mucho tiempo para descansar pues pronto amanecería un nuevo Domingo de Ramos...


jueves, 6 de abril de 2017

Nuestras Hermandades - Domingo de Resurrección: Resucitado de Villanueva de Córdoba

     Y finalmente llegará la mañana del Tercer Día, el júbilo del Domingo de Resurrección, día de contrastes entre la alegría y la tristeza porque otra Semana Santa nos dirá adiós, y nuestra Agrupación después de varios años esperándolo por fin podrá despedir su Semana Santa acompañando al Señor Resucitado por las calles de Villanueva de Córdoba.


     Es este paso representando el misterio Glorioso de la Resurrección de Cristo el único que procesiona la Cofradía del Señor Resucitado jarota, siendo una de las más jóvenes de la localidad ya que tuvo su fundación en 1985 aunque su arranque definitivo será tras su última reorganización en 1993, si bien su imagen titular ya había procesionado antes de fundarse la Cofradía (llegando a salir en la noche-madrugada del Sábado de Gloria acompañando a la Virgen de la Alegría) o incluso hay constancia en la localidad de una antigua procesión del Resucitado con una anterior imagen que salía en el alba del Domingo de Resurrección tras los oficios del Sábado de Gloria. La actual procesión también hace su salida al terminar los oficios si bien no lo hace tan temprano sino tras la misa del Domingo de Resurrección, pasadas las 12 del mediodía desde la Parroquia de San Miguel Arcángel.

     El Señor Resucitado es representado aquí en una imagen del conocido imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci siendo la única imagen con esta iconografía que se conoce de su producción mayoritariamente de carácter pasionista. La imagen, que llega a la localidad en 1945, está considerada como la talla de mayor valor artístico de la Semana Santa jarota, y representa a Cristo emergiendo triunfante del sepulcro, sujetando con la mano izquierda un lábaro mientras la diestra se alza apuntando con el dedo índice al Cielo señalando la Gloria del Padre. A pesar de el carácter de la escena representada, la imagen muestra un triunfo de la Resurrección sereno y reposado, tanto por el estatismo de la imagen, solo roto por el vuelo del sudario, como por el semblante del Señor, cuyos rasgos nos traen a la mente de manera clara a otras imágenes de Lastrucci con las que guarda gran parecido.

     Es procesionado en un paso sobrio realizado por la propia Hermandad a la espera de poder llevar a cabo la realización de uno nuevo, ya que desde principios de la presente década (2013 concretamente) se sustituyó el anterior paso a portadores para poder ser llevado por hermanos costaleros. Las pequeñas dimensiones de las puertas de su sede canónica hacen también que su tamaño sea bastante reducido. Se ilumina por 4 candelabros de orfebrería con 5 puntos de luz que pertenecieron al mencionado anterior paso.

Datos de la salida:
Día: 16 de abril de 2017 (Domingo de Resurrección).
Hora: 12:00 horas (horario aproximado).
Templo: Parroquia de San Miguel Arcángel.
Otros datos de interés: 8 han sido las Semanas Santas que nuestra Agrupación no ha concluido en el Domingo de Resurrección desde que lo hiciera por última vez en 2008. Cristo resucitaba pero no lo hacía con nuestros sones que siempre se apagaban el Domingo de Resurrección y que este 2017, gracias a la confianza de esta Cofradía de Villanueva de Córdoba, volverán a sonar en esta Gloriosa mañana. En este primer año acompañando a esta Hermandad del Resucitado la Agrupación ha incluido en su repertorio la marcha "La Vida Eterna", obra del compositor cordobés José Luis Jurado González que está dedicada a la misma, pieza muy brillante y espectacular y con la que el nombre de este autor y director volverá a sonar en nuestro repertorio ya que, como recordamos, Jurado González fue director de la antigua Agrupación Franjira y compuso las primeras marchas propias de Agrupación que sonaron en Palma del Río.


Y así, con esta referencia a La Vida Eterna concluimos nuestro anual repaso a las que serán las Hermandades y Cofradías que conformarán nuestra Semana Santa 2017, "nuestras" Hermandades como aquí llamamos pues desde el momento primero en que nos muestran su confianza en nuestra música, nuestro trabajo, nuestros ensayos, nuestra música se debe a ellas y a intentar poner nuestro granito de arena en engrandecer sus salidas procesionales. 9 en total serán las corporaciones que acompañará nuestra música: 9 procesiones, 9 localidades, 9 formas distintas de entender la Semana Santa. A todas ellas, así como a todas las restantes Hermandades de sus poblaciones, Hermandades palmeñas, antiguas Hermandades a las que hemos acompañado, bandas amigas, compañeros músicos, etc..., a todos desearos una Feliz Semana Santa en la que todo salga según vuestros mejores pronósticos.

miércoles, 5 de abril de 2017

Nuestras Hermandades - Sábado Santo: Santo Entierro de Cañada Rosal (Sevilla)

     Nuestra Semana Santa se acercará a sus últimos compases y como cada año nuestro Sábado Santo se teñirá de luto realizando un acompañamiento que ya se ha convertido en cita fija en nuestro calendario al que no hemos faltado ni un año desde nuestra fundación. Nos referimos al Santo Entierro de la cercana población de Cañada Rosal (Sevilla).


     Aunque son dos los pasos que componen el desfile procesional del Sábado Santo carrosaleño, solo este paso con Cristo Yacente como único titular pertenece a la Hermandad del Santo Entierro, Hermandad cuya fundación data de 1966 cuando se produce la llegada de la imagen del Santísimo Cristo a la Parroquia de Santa Ana de esta localidad. El segundo paso, con la Virgen de los Dolores bajo palio, pertenece a su Hermandad homónima que vuelve a procesionar este día para acompañar el Entierro de Cristo. Ambos pasos salen desde la Parroquia de Santa Ana, su sede canónica, a las 7 y media de la tarde.

     La imagen de Cristo Yacente, que como decimos marcó el inicio de esta Cofradía carrosaleña, se fecha su adquisición en el año 1966, siendo imagen de talla completa en pasta de madera y escayola, técnicas pertenecientes a la producción de talleres de imaginería religiosa como los de El Arte Cristiano de Olot (Gerona) de donde también procede esta imagen como muchas que procesionan por toda nuestra geografía. Sigue la iconografía habitual para representar al Santo Entierro de Cristo con el Señor muerto yaciendo en el figurado sepulcro en posición de decúbito supino. El astigitano Blasco Rivero restauró la imagen en 2012 para rehacer la policromía y dotarla de un mayor naturalismo.

     Figura el Señor en una urna de cristal y madera en tonos caoba la cual es su antigua urna de "diario" que ha sido restaurada y adaptada para poder procesionar en su nuevo paso, un paso que estrenó sus primeras fases el pasado año 2016, año del cincuentenario de la Hermandad, y que es obra del ecijano Miguel Ángel Balmaseda Rosa, maestro artesano en ebanistería. El paso, en madera barnizada en tonos caoba, es de gran sobriedad tanto en sus formas como en su ornamentación, presentando decoración a base de arcos de medio punto entre pilastras rematados por una cornisa y frontones de tipo clásico junto a chapiteles piramidales, una decoración de carácter arquitectónico de gran rigor geométrico y a base de volúmenes limpios que recuerda a las formas arquitectónicas del llamado manierismo clasicista o arquitectura herreriana. Ese neomanierismo se observa también en el templete que remata la urna destacando los motivos a base de serliana o en los tondos que centran cada flanco del trono del paso que albergan pinturas también de estilo manierista. 4 faroles de madera, procedentes del anterior paso, iluminan la escena de este paso que es llevado a portadores.

Datos de la salida:
Día: 15 de abril de 2017 (Sábado Santo).
Hora: 19:30 horas.
Templo: Parroquia de Santa Ana.
Otros datos de interés: la penúltima de nuestras procesiones en esta Semana Santa 2017 nos llevará a una Hermandad veterana en nuestra trayectoria. No obstante es la Hermandad a la que más años hemos acompañado, pues nada más y nada menos que es la única a la que hemos puesto música ininterrumpidamente desde la creación de nuestra banda en 2006, por lo que son 12 Semanas Santas, tantas como esta Agrupación lleva saliendo, las que nos han visto desfilar en el Sábado Santo de Cañada Rosal. Especiales momentos hemos vivido aquí pues durante los últimos años esta procesión ha puesto el final a nuestra Semana Santa a la par que se cerraban las puertas de la Parroquia de Santa Ana tras sonar el último Himno a la Virgen de los Dolores que también acompaña a esta Hermandad.

martes, 4 de abril de 2017

Nuestras Hermandades - Viernes Santo: Vera + Cruz de Alhaurín de la Torre (Málaga)

     Aunque sea un día marcado por la celebración de la muerte de Cristo en la Cruz, nuestro Viernes Santo se teñirá de verde y llevará un nombre que no será más que familiar en la que será otra de las novedades de nuestra Semana Santa 2017 y una de las más especiales. No es para menos pues acompañamos a la Cofradía de la Vera + Cruz de Alhaurín de la Torre (Málaga).

Fuente de la imagen: http://veracruzdealhaurin.blogspot.com.es/
     Dos tronos junto con un amplísimo cortejo procesional con cientos de nazarenos y hasta 5 bandas de música saca a las calles de esta villa la Real, Antigua y Venerable Cofradía del Santísimo Cristo de la Vera + Cruz y Nuestra Señora de la Soledad, popularmente conocida como la Cofradía de "los Verdes", Cofradía con antiguo origen ya que la devoción a la Santa Cruz llegaría a Alhaurín a través de la Orden de los Mínimos a finales del siglo XV, por lo que la Cofradía pudo tener fundación en el siglo posterior, datando el documento más antiguo que la nombra de 1617, uniéndose en algún momento de su historia a la Cofradía de la Soledad la cual en el siglo XVIII se le conoce una Cofradía independiente. La Cofradía actual tiene su refundación en 1946, erigida canónicamente en la Parroquia de San Sebastián y de la Inmaculada Concepción, donde sigue teniendo su sede y desde la que procesiona en la noche del Viernes Santo, uno de los días más grandes de la Semana Santa torrealhaurina, saliendo a eso de las 10 y media.

     Rinden culto a una imagen de Cristo muerto en la Cruz bajo la advocación de Vera+Cruz, obra del escultor Suso de Marcos (nombre artístico del escultor Jesús López García, gallego afincado en Málaga) del año 1996 y una Dolorosa del imaginero alcalareño Manuel Pineda Calderón de 1947, ambos procesionando en sendos tronos al estilo malagueño.
     No obstante, siendo la primera y única vez que así suceda esta Semana Santa 2017, nuestra Agrupación no ocupará su lugar en esta procesión acompañando musicalmente a ninguno de estos titulares, honores que corresponden a la Banda de la Legión Española (habitualmente la del Tercio Gran Capitán 1º) en el caso del Santísimo Cristo y la Banda de Música local en el de Nuestra Señora. Participaremos como banda de cabecera del tramo de Nuestra Señora de la Soledad además de, como no, en el tradicional pasacalles de la tarde previo a la procesión junto a las restantes bandas de música.

Datos de la salida:
Día: 14 de abril de 2017 (Viernes Santo).
Horas:
-Pasacalles: 18:00 horas.
-Salida: 22:30 horas.
Templo: Parroquia de San Sebastián y de la Inmaculada Concepción
Otros datos de interés: el Viernes Santo es uno de los días grandes de la Semana Santa de esta localidad malagueña. Se cuentan en millares, tanto vecinos torrealhaurinos como visitantes de localidades cercanas y de prácticamente toda la provincia de Málaga, el número de personas que llenan las calles para contemplar los actos alrededor de la procesión de esta Cofradía. Estos actos ocupan prácticamente toda la jornada del Viernes Santo desde por la mañana cuando la imagen del Señor es trasladada en Vía Crucis a su Casa Hermandad, y tienen como uno de sus atractivos la presencia de una representación de la Legión Española, cuerpo con el que esta Cofradía tiene vinculación (ya que es Hermano Mayor Honorario desde 1947). Los caballeros legionarios rinden la Guardia de Honor a la imagen del Santísimo Cristo en su Casa Hermandad a la par que su banda participa en el pasacalles mencionado, para posteriormente trasladarlo de nuevo a su templo y entronizarlo en el paso y, finalmente, acompañarlo en su salida procesional. Sin duda alguna una atractiva procesión para la que será la segunda cofradía con la que compartimos advocación que acompañaremos en la Semana Santa 2017.

lunes, 3 de abril de 2017

Y terminó la espera... (resumen de la Cuaresma)

     Con la actuación de la jornada de ayer, 2 de abril Domingo de Pasión, nuestra Agrupación Musical puso fin a su particular Cuaresma que este año ha estado ocupada por varias actuaciones en los habituales certámenes y conciertos, además de nuestro tradicional acompañamiento a la procesión de la Agonía, actuaciones que han marcado estos días de espera.

     Unos días de espera que se iniciaron pocos días antes de que la Cuaresma diera su oficial pistoletazo de salida, en el domingo anterior al Miércoles de Ceniza, domingo 26 de febrero actuando en el V Certamen de Marchas Procesionales "Sones de Fe" que organizó la Agrupación Parroquial "Paz y Estrella" de Alcalá de Guadaira (Sevilla). Compartiendo cartel con buenas formaciones musicales, sirvió este certamen de calentamiento y para presentar algunas novedades de nuestro repertorio para este año 2017.

     Ya metidos en la Cuaresma, el segundo domingo de la misma la Agrupación compartió certamen con una de las formaciones musicales que podemos presumir de su amistad, los compañeros de la Agrupación Musical La Fe de la vecina Posadas los cuales tuvieron a bien invitarnos a su Certamen de Bandas “Villa de Posadas” que llegaba a su VIII edición. Aprovechamos para devolver con nuestra colaboración y nuestra música el acompañamiento que estos amigos nos hicieron con su representación en la celebración de nuestro X Aniversario, compartiendo un día de música en un espléndido domingo día 12 de marzo.

     Dos actuaciones marcaron el tercer fin de semana de la Cuaresma. La primera de ellas nos llevó a visitar por primera vez a una localidad y una Hermandad que serán novedad en nuestra Semana Santa, la Hermandad de la Resurrección de Villanueva de Córdoba que organizaba su Certamen de Bandas "Sones de Resurrección" que congregó a tres magníficas bandas en la Plaza de España de este pueblo en la tarde-noche del sábado 18 de marzo. Nuestra Agrupación aprovechó la ocasión para, ante la propia Hermandad, presentar el estreno del montaje de la marcha La Vida Eterna dedicada a esta Hermandad villanovense, magnífica partitura creada por el compositor cordobés José Luis Jurado González, quien fuera antiguo director de una de las Agrupaciones palmeñas y que con esta obra volvía a nuestro repertorio. El propio autor dirigió el estreno preludiando de esta forma, como indicaba el certamen, los sones que anunciarán la Resurrección en ese último día de nuestra Semana Santa que está por venir.

     Al siguiente día, domingo 19 de marzo, el día de San José nos llevaba a la localidad de Constantina (Sevilla) participando en el VI Certamen de Bandas de la Hermandad del Amor, compartiendo el cartel con más bandas amigas. Otro espléndido y soleado domingo de música actuando en otra localidad que podemos añadir a nuestro particular mapa en estos ya 11 años de música.

    El IV Domingo de Cuaresma, 26 de marzo, era el turno de la procesión del Santísimo Cristo de la Agonía, cuya crónica pueden leer en entradas anteriores. El clima casi se robó el protagonismo del día en una procesión que hubo de recortar su recorrido, si bien no impidió cumplir con una cita ya tradicional de nuestra Cuaresma.

     Y así, pasando los días, llegaba el último domingo de la Cuaresma antes del anhelado Domingo de Ramos. Domingo de Pasión día 2 de abril en otro certamen que devolvíamos la pleitesía a otra banda amiga, otra banda con la que compartimos lazos fraternales y que también nos acompañó el pasado septiembre. La Agrupación Musical de La Victoria (Córdoba) nos invitaba a su XII Certamen de Pasión "Villa de la Victoria" y a su llamada acudió nuestra Agrupación, a un certamen al que curiosamente ya acudiéramos en su II edición, por lo que se cumplían 10 años de aquella primera cita. La unión de los que somos músicos cofrades a través de la música se hizo presente en un certamen que concluyó precisamente con nuestra Agrupación junto a la anfitriona interpretando a la par las marchas ¡A la Gloria!, Redención y el Himno Nacional, que mejor fin a nuestra Cuaresma, pues ya este sábado, Sábado de Pasión, dará comienzo nuestra particular Semana Santa. 9 días acompañando la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en 9 procesiones distintas en sendas localidades de nuestra Andalucía. 9 formas distintas de entender una misma celebración que tendrán en común nuestra música, los sones de la Vera + Cruz.

     Nuestra gratitud a los organizadores de los eventos que han marcado esta Cuaresma 2017 por dejarnos hacer más llevadera la espera.

     Comienza ahora la cuenta atrás...

Nuestras Hermandades - Jueves Santo: Nazareno de Nueva Carteya (Córdoba)

     Inevitablemente los días de esta ya inminente Semana de Pasión pasarán llevándonos a los que son los días grandes de la misma, días que iniciaremos en el Jueves Santo regresando a otra localidad de nuestra provincia, Nueva Carteya, para acompañar nuevamente a Nuestro Padre Jesús Nazareno.


     Es este día de Jueves Santo la jornada grande de la Semana Santa carteyana pues son 4 los pasos que conforman su gran desfile procesional, si bien cada uno de ellos conforma su propia corporación, siendo esta imagen el único titular de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que es la Cofradía más antigua de este pueblo habiendo constancia de una devoción al Nazareno desde prácticamente la fundación del mismo en 1822 aunque la Cofradía como tal parece fundada algo más tarde, en 1902. Las 4 cofradías que realizan su salida en el Jueves Santo lo hacen desde la Parroquia de San Pedro Apóstol saliendo la primera de ellas a las 8 de la tarde-noche.

     Aunque la devoción al Nazareno es de varios siglos de antigüedad, la actual imagen que se venera es una obra contemporánea tallada en 1940 por el escultor almeriense Juan Cristóbal (1897-1961), destacado escultor contemporáneo español con una importante muestra de obra civil distinguida con varios premios y reconocimientos nacionales, que también cultivó la imaginería religiosa. Es una portentosa y expresiva imagen de vestir en las que las características de este escultor se reflejan: el clasicismo en las formas y realismo tanto en el tratamiento naturalista de la imagen como en su expresión, siendo imagen que sigue la tradicional iconografía de Cristo cargando la Cruz camino del Calvario, de gran fuerza aunque a la par de gesto sereno y reposado pudiendo haber tomado el autor inspiración de las formas de la Escuela Barroca Granadina la que por cercanía pudo ser su referente en cuanto a imagen devocional.

     El paso procesional, realizado en la década de los 90, es un paso en estilo neobarroco tallado en madera barnizada en tonos caoba, siendo la talla de Ángel Ortiz y talleres Santa Águeda de Córdoba, presentando una talla de grandes volúmenes en las que predomina como elemento decorativo las grandes hojas de acanto. Se orna también con apliques de orfebrería en metal plateado de los talleres manchegos de "Orobio de la Torre" de donde proceden también los 4 faroles que iluminan al Señor y las tulipas de guardabrisa que hacen lo propio en la canastilla, completando un conjunto de gran sobriedad. Es portado por hermanos costaleros, siendo el primer paso de la localidad que lo hizo de esta forma.

Datos de la salida:
Día: 13 de abril de 2017 (Jueves Santo).
Hora: la primera de las 4 cofradías que procesionan este día tiene su salida a las 20:00 horas, saliendo el Nazareno en tercer lugar a eso de las 20:30 horas.
Templo: Parroquia de San Pedro Apóstol.
Otros datos de interés: no puede faltar en nuestra Semana Santa la que es quizás la advocación pasionista más popular y arraigada entre los cofrades, la de Jesús Nazareno, siendo este el segundo año consecutivo que nuestra Agrupación acude a esta cita en Nueva Carteya en la que el año pasado ya salimos con buenas sensaciones por ambas partes. Con 4 Cofradías en la calle con sendos pasos procesionales, cortejos y bandas de música acompañantes, el Jueves Santo carteyano se transforma en un gran y colorido desfile procesional como así demuestra el pasacalles previo, siendo la del Nazareno, como arriba indicamos, una de las principales devociones del pueblo y su Cofradía más antigua, por lo que exige un acompañamiento musical a la altura, un exigente recorrido donde las marchas se suceden, especialmente en los últimos tramos del recorrido con calles de gran pendiente en las que nuestra música, como cirineos del Señor y sus costaleros, ayudan y alientan a su caminar en su entrada con las primeras horas de la Madrugá.

domingo, 2 de abril de 2017

Nuestras Hermandades - Miércoles Santo: Necesidades de Cabra (Córdoba)

     Llegamos a la mitad de nuestros acompañamientos en esta Semana Santa 2017 con la entrada dedicada al que será el acompañamiento en nuestra vuelta a la jornada del Miércoles Santo después de un año sin tocar en este día. Será acompañando al paso de Nuestro Padre Jesús de las Necesidades de Cabra en nuestra provincia, Córdoba.


     Solo este titular, el también conocido como Señor de las Tres Gracias, es el que procesiona la Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús de las Necesidades, siendo la del Señor una imagen que cuenta con siglos de devoción, si bien el origen de una Cofradía que le dé culto parece estar en los años de 1920, pasando en 1968 a ser gestionada por funcionarios municipales del Ayuntamiento de la localidad (la última Hermandad existente en España de estas características) hasta la pasada década en la que la Hermandad celebró sus primeras elecciones formando su propia Junta de Gobierno independiente de éste. Desde 1925 se conoce que la Cofradía procesiona en su actual jornada del Miércoles Santo egabrense, teniendo su salida de su sede, la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán, a eso de las 8 y cuarto de la tarde-noche.

     Interesantísima y muy venerada esta imagen del Señor, imagen anónima del siglo XVIII vinculada por sus rasgos a la Escuela Granadina, llegó a este templo de Santo Domingo de Guzmán procedente del antiguo Convento de San Juan de Dios posiblemente tras la conocida Desamortización de bienes eclesiásticos de Mendizábal en el siglo XIX. Se trata de una imagen para vestir aunque no de candelero, pues presenta cuerpo ligeramente esbozado, llevando también melena postiza acorde a las características de dicha escuela, siendo su pose en actitud de caminar claramente la de la iconografía del Nazareno, si bien esta imagen de Jesús de las Necesidades porta la Cruz a la inversa como abrazado a ella. Esto en ocasiones se ha querido interpretar como una versión de la iconografía de Cristo como Varón de Dolores si bien hay estudios que demuestran que lo más factible sería que, al ocupar la imagen en su antigua ubicación un espacio muy reducido, la Cruz se debiera colocar de manera diferente a la habitual iconografía del Nazareno para paliar este problema. Destaca de la imagen también su tratamiento naturalista tanto en la anatomía visible como en la policromía, no obstante al no haber sufrido notables intervenciones que se conozcan (la última intervención fue una restauración de conservación a cargo del egabrense Santiago Molina en 2010), salvo en las manos (cuya policromía evidentemente sufre el desgaste de años y años de su multitudinario besamanos), el resto de la policromía parece ser la original.

     Va el Señor sobre un paso neobarroco dorado de originales características presentando una curiosa canastilla a modo de peana/trono en forma de "cuello de paloma" con tallas de grandes volúmenes y querubines y capillas en forma de veneras en sus flancos cobijando imágenes y escudos, iluminado por 4 candelabros arbóreos en sus esquinas, siendo todo el conjunto del tallista cordobés Miguel Arjona Navarro de 1980, recordando de hecho a obras de este mismo como los pasos de la Hermandad de Ánimas de Córdoba. Se sustentan, además, sobre las grandes ménsulas de las esquinas 4 arcángeles pasionistas, imágenes del siglo XVIII de gran mérito artístico que se relacionan muy estrechamente a la producción de la célebre imaginera y Escultora Real, Luisa Roldán.  Estos fueron adquiridos en 1940 junto con el antiguo paso procesional de la Hermandad de Montserrat de Sevilla, siendo lo único que se conserva del mismo y, junto con la imagen del Señor, son uno de los principales atractivos del patrimonio artístico de la Hermandad. Desde 2008 es portado por hermanos costaleros.

Datos de la salida:
Día: 12 de abril de 2017 (Miércoles Santo).
Hora: 20:15 horas.
Templo: Parroquia de Santo Domingo de Guzmán.
Otros datos de interés: primer año acompañando a una de las más grandes devociones de la Semana Santa de Cabra, una de las más importantes de nuestra provincia. Será todo un placer y responsabilidad acompañar a una Cofradía de tanta historia y con un patrimonio tan rico, tanto artístico, como devocional y también musical, pues en este ámbito el Señor tiene dedicada la marcha "A Jesús de las Necesidades", una excelente partitura para el estilo de Banda de Música compuesta por Manuel Aguilar Aranda en 1994. Hay que añadir además que esta Cofradía no es absolutamente desconocida para algunos de nuestros músicos: la antigua Agrupación Musical José Serrano Alcobendas la acompañó, si bien en su Cruz de Guía, en algunos años del primer lustro del 2000.

sábado, 1 de abril de 2017

Nuestras Hermandades - Martes Santo: Cautivo de Palma del Río (Córdoba)

     Tras el único día de descanso que tendremos en toda la Semana Santa, el dicho de que "nadie es profeta en su tierra" vuelve a confirmarse un año más en el caso de nuestra Agrupación pues, como venía siendo costumbre con la excepción del pasado año, solo un acompañamiento realizaremos en la Semana Santa de nuestra Ciudad, Palma del Río, algo que tendrá lugar en la jornada del Martes Santo poniendo nuestros sones a Nuestro Padre Jesús Cautivo.


     Tres son los pasos que procesiona la Hermandad del Señor Orando en el Huerto, Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de Palma y Esperanza (única Cofradía que pone en la calle tres pasos de nuestra Semana Santa), siendo el de Jesús Cautivo el segundo en orden procesional. Esta popular Hermandad palmeña tiene su año de fundación en 1959 y su sede en la Parroquia de San Francisco de Asís, en nuestro propio barrio, desde la que realizan su salida en la tarde-noche del Martes Santo saliendo a las 7 y media.

     Imagen de gran devoción en la Parroquia, es esta la imagen cristífera más antigua que procesiona en la Semana Santa palmeña ya que es obra barroca del siglo XVII con características de la Escuela Granadina, posiblemente cercana al círculo de Pedro de Mena al que algunos autores lo intentaron atribuir sin mucha base. A pesar de esto, la del Cautivo es la segunda imagen titular que obtuvo la Cofradía (el primero fue el Señor Orante) ya que la imagen no hizo su llegada a la Cofradía hasta el año de 1969, año en que es adquirido en el Convento de Santa Clara de la localidad cordobesa de Montilla, localidad en la que al parecer tuvo culto en la Posguerra como imagen de Jesús Preso hasta 1954. Dos intervenciones destacadas ha tenido la imagen que han afectado notablemente en su policromía: en 1992 por José Carlos Rubio y en 2012 por Antonio Bernal.

     Junto con su particular estampa de llevar el Señor melena postiza y no tallada, y estar el Señor coronado de espinas (a pesar de ser un error en la iconografía del Cautivo, siendo más habitual en las imágenes de Jesús Rescatado, del Rescate o de Medinaceli), es característico de este paso su forma de procesionar, ya que es el único paso que actualmente lo hace a portadores (o mejor dicho, mayoritariamente portadoras ya que un elevado porcentaje de la cuadrilla está compuesta por mujeres) en nuestra localidad, siendo el paso de características similares a los de localidades de la Subbética Cordobesa como Lucena, Priego o Rute. No obstante el paso, que se fecha en 1919 (aunque muy intervenido en la última década), fue donado por una señora de la nobleza de este último pueblo, estando decorado por altorrelieves en el trono que se dice son obra de Francisco Palma. Se ilumina el Señor por 4 sobrios hachones de cera roja sobre portahachones de orfebrería de los Talleres de Angulo de Lucena, siendo las jarras del orfebre cordobés Francisco Díaz Roncero.

Datos de la salida:
Día: 11 de abril de 2017 (Martes Santo).
Hora: 19:30 horas.
Templo: Parroquia de San Francisco de Asís.
Otros datos de interés: como hemos mencionado, la imagen del Señor Cautivo será la única devoción que acompañaremos dentro de la Semana Santa de nuestra propia localidad, Palma del Río (ya que fuera de Semana Santa acompañamos a San Juan Bosco y al Santísimo Cristo de la Agonía). Que la Agrupación Musical local solo figure una vez en su propia Semana Santa se acentúa más si cabe este 2017 en el que, en una localidad donde predominaban los sones de Agrupación Musical, solo dos de los 9 titulares cristíferos palmeños han optado por mantener este estilo. Será pues una responsabilidad añadida defender en casa y ante los nuestros nuestra forma de entender la música cofrade acompañando de la mejor manera posible a estos vecinos franciscanos en nuestro segundo año tras el Cautivo.